Descargar en PDF

SEGUNDO ENCUENTRO en la SIERRA "Heraclio Bernal" Torreón de Cañas, Dgo. RESOLUCIONES 1 PRIMER DICTAMEN: EL IMPERIALISMO Ediciones LINEA Revolucionaria Chihuahua, México. 1965. EL MUNDO EN QUE VIVIMOS . (1)

No se escoge el mundo en que se nace, no se puede señalar al gusto personal las circunstancias para vivir. El mundo ya está hecho y la sociedad organizada de una manera determinada cuando se nace, nos guste o no, y en este caso no estamos conformes con el orden de las cosas que prevalece, queremos transformar la sociedad en que hemos nacido porque se basa en la injusticia, la desigualdad y la opresión. Por supuesto en la infancia no se reflexiona sobre estas cuestiones no se razona si el mundo está bien o mal organizado. Durante mucho tiempo el hogar, el barrio y la escuela son no sólo nuestro mundo sino el único mundo por más precario que sea. Pero desde la infancia empiezan a hacerse algunas observaciones nebulosas y empíricas por las cuales advertimos formas de vida distintas a la propia. Cualquier niño mexicano observa que en su barrio hay ciertos vecinos que, a diferencia de él, siempre comen bien, todo el día andan con golosinas y tienen muchos y muy finos juguetes. Todos los niños del barrio procuran hacer amistad con esos vecinos para tener acceso a sus juguetes y compartir sus golosinas. Después irán a su humilde casa presentando exigencias a los padres y no pueden comprender por qué él siendo igual física y espiritualmente, haciendo más servicios no puede tener las mismas cosas. Y en la escuela seguirá enfrentándose con la desigualdad, en cada salón hay siempre el niño rico que va muy limpio, bien vestido, estrenando algo cada día, con todos los útiles que pide la maestra, que recibe un trato especial y una serie de consideraciones de sus profesores . También advierte que hay otros niños que casi ni conoce porque juegan en él interior de sus casas, en los prados y que sólo ve lo mismos que a sus juguetes a través de la verja, esos niños van al colegio sus padres o los sirvientes los llevan y traen de la escuela en carro o un autobus los recoge y entrega en su casa. Pero se crece, el campo visual se ensancha, los intereses se profundizan y multiplican, empieza aprestarse atención a las pláticas de los padres se hablan con amargura de su trabajo, no del trabajo en si que tanto le gusta sino de los problemas que tiene en él, las mortificaciones con los jefes, los fraudes del sindicato, los chismes de los propios compañeros que por la escacez de fuentes de trabajo se disputan y abaratan las plazas, del contrato colectivo y un día lo vemos entrar a la casa excitado escondiéndose como un ladrón porque los granaderos lo persiguen desde la plaza donde a macanazos disolvieron el mitin en que explicaban sus problemas los trabajadores, lo oímos hablar del reajuste que va ha hacerse en la fábrica porque el nuevo jefe quiere reorganizar todo o porque instalaron unas máquinas más modernas que necesitan menos operarios . ? Y qué adolescente no oye con frecuencia discusiones entre sus padres motivadas siempre por la insuficiencia de recursos económicos ?. Para quienes nacen en el medio rural el porvenir no es mejor, no hacen falta esperar a que crezca el campesino para ver sus capacidades, su inteligencia su amor al trabajo para vaticinarle un porvenir oscuro, esto se sabe porque hemos visto que el porvenir del mexicano no depende de sus virtudes sino del capital que posea. Es tan absurda esta realidad que nos ha tocado vivir que la mayoría de los niños desde que nacen están condenados, sin deberla ni temerla, a toda clase de privaciones, a la miseria, al sufrir hambre y fíos (2) y atropellos; y otros niños desde que nacen, aunque no tengan mérito alguno, vivirán en la opulencia, rodeados de todas las comodidades y protegidos por fueros. Esta es la desastroza y absurda realidad en que nos toca vivir y actuar a las nuevas generaciones, no estamos descubriendo América cuando señalamos que predominan la injusticia y la desigualdad, sabemos del esfuerzo que muchos compatriotas han hecho y hacen por remediar los males de la patria, sabemos del sacrificio de generaciones pasadas que han ofrendado su vida en una afán noble por legarnos una Patria mejor: Hidalgo, Morelos, Ocampo, Juárez, Zapata y Villa son los representantes de generaciones que lucharon por transformar la sociedad de miseria y explotación que ellos conocieron en una sociedad de bienestar y felicidad. Su obra no se ha realizado. --------- (3) Continuarla, transformar nuestra Patria para no entregarla como la hemos recibido, ES MISION DE NUESTRA GENERACION.
CONTINUA EN LOS ORIGENES DEL CAPITALISMO PRIMER DICTAMEN EL CAPITALISMO
ORIGENES.- Por qué son así las cosas? Han sido así siempre? Este régimen de explotación de las mayorías por las minorías, que por doquier engendra miseria, ignorancia e injusticia, que empequeñece y frustra al hombre, que impide el florecimiento pleno de su personalidad, no siempre ha existido. En la Edad Media, antes de la moderna producción, existía la pequeña producción suficiente apenas para que subsistieran el productor y su familia y para mantener al Señor Feudal, casi no había exedentes destinados al intercambio comercial,los medios de producción eran muy simples y estaban adaptados uso (4) individual y además eran propiedad de quien los trabajaba. Pero los señores feudales empezaron a exigir el pago de impuestos en dinero y, para obtenerlo, los siervos se veían obligados a malbaratar su producto. El comerciante les pagaba muy bajos precios y los fue desligando de la tierra para empujarlos al trabajo artesanal, sobre todo textil, y los fue encadenando con préstamos. Aumentó el comercio y la circulación del dinero. Los comerciantes entran en creciente y mortal pugna con los señores feudales pues exigían el paso de las mercancías y la anulación de las aduanas. Y chocan también con los grandes gremios porque se oponen a las nuevas técnicas y a la importación de mercaderías. En esta época se realizan los grandes descubrimientos geográficos, surgen mercados nuevos, vírgenes e inmensos que demandan grandes volúmenes de mercancías, acelerando el desarrollo de las nuevas fuerzas productivas. Cambiaron los instrumentos de la producción; la rueca, el telar, y el martillo del herrero fueron substituidos por la máquina de hilar, el telar mecánico, y el martillo de vapor, sobrevino toda una revolución en lai industria, las ciencias se desarrollaron, la física y la química hicieron grandes aportaciones a la producción, El modo de producción en unas pocas décadas pasó de la cooperación simple a las manufacturas y a la moderna producción fabril. Este cambio en el modo de producción transformó todos los aspectos de la vida social. Los nuevos medios de producción ya no podían ser manejados por un sólo individuo o por una familia, ahora se necesitan cientos y miles de obreros. Al mismo tiempo los medios de producción dejaron de ser propiedad de quienes los trabajaba pues de hecho se hicieron sociales. Y por derecho se hicieron de unos cuantos capitalistas. Siguen (5) así dos clases sociales antagónicas, enemigas a muerte desde el principio hasta el fin: el proletariado que trabaja los nuevos medios de producción, y la burguesía que es la propietaria de esos instrumentos que otros trabajan. La misión de la burguesía fue la de concentrar, ampliar, y perfeccionar las nuevas fuerzas productivas y aumentar en forma colosal el volúmen de mercancías destinadas al intercambio, y es aquí donde la burguesía choca de frente con los señores feudales y con todo el orden feudal. Las ordenanzas de los gremios que reglamentan meticulosamente la producción y la venta, la servidumbre del pueblo, los privilegios y leyes de cada localidad, las dificultades para el tráfico, las aduanas, etc., impedían o estorbaban el desarrollo de las nuevas fuerzas productivas, por eso la burguesía se rebeló contra el orden existente y proclamó como sagrados naturales e inviolables , la libre concurrencia, el libre comercio, la libertad absoluta para actuar conforme a sus intereses revolucionarios de entonces porque producen una serie de revoluciones antifeudales. Pero una vez logrado su propósito de aumentar la producción, saturar los mercados locales y lanzarse a la conquista de nuevos mercados, una vez que logró la hegemonía se hizo una clase reaccionaria, negó las libertades que con tanto ardor había defendido y se empeña, a partir de entonces, en detener la marcha de la historia e impedir el ascenso del proletariado. Surge así la burguesía feroz y sanguinaria, degenerada y mercenaria, corrupta y pestilente, hipócrita y meliflua contra la cual luchamos hoy. En el tiempo que la humanidad vivió bajo la hegemonía de la burguesía, pasó los más malos momentos de su historia. Hoy se bate en retirada, ha substituido el sable por el dólar y el grillete por el pagaré para encadenar a los pueblos. ORIGENES DEL CAPITALISMO EN MEXICO. En México la historia del capitalismo en lo esencial es la misma. Antes de la conquista, los pueblos aborígenes de América, vivían en el comunismo primitivo o en el esclavismo. A la llegada de los españoles el pueblo azteca tenía bajo su férula a un gran número de pueblos. El nivel de las fuerzas productivas era bajo si bien, dentro de ese marco, tenían una producción notable por su calidad y su cantidad. Los cronistas describen que los días de mercado en Tenochtitlán se veían miles y miles de compradores, que se hacían magníficos trabajos en obsidiana, jade, turosa o en madera. Hacían tejidos de algodón, de pelo de conejo, de fibra de maguey con fino acabado y notable colorido. Trabajaban las pieles, la alfarería y como órfebres eran unos maestros que superaban a los joyeros europeos. Los colonialistas europeos trajeron nuevas técnicas y nuevos modos de producción que se pusieron en práctica sobre todo en la explotación de las minas. Pero la política de la corona española, que es la de todos los colonialistas, consistía en reducir a la nueva España a la condición de territorio proveedor de materias primas y consumidor de productos elaborados por las fábricas de la metrópoli por tal motivo dictó leyes que impedían el desarrollo de las industrias en la nueva España o que las estorbaban en grado considerable. Durante la larguísima etapa colonial, las industrias principales fueron la de los hilados y tejidos de lana y algodón, la del tabaco, la pólvora y la platería. Las principales ciudades industriales eran México, Guadalajara, Querétaro y Guanajuato. Mediante los ESTANCOS el Estado monopolizó las industrias de la pólvora, del tabaco, etc., Entre las disposiciones para proteger las industrias de la metrópoli y del estado figuraba la de prohibición estricta de aumentar los capitales y de introducir innovaciones técnicas. Todos los artesanos del mismo oficio, formaban los gremios que tenían ordenanzas muy detalladas sobre producción y venta. Tenían una jerarquía rigurosa encabezada por los maestros y que terminaba con los aprendices. De hecho éstas ordenanzas monopolizaban la producción, pues nadie podía dedicarse a ningún oficio al margen de los gremios o sin su autorización. Los OBRAJES pueden considerarse antecesores de las fábricas actuales, en su mayor parte se dedicaba a la producción textil. Las autoridades virreinales les imponían muchos obstáculos por temor a la competencia. En los obrajes la jornada era de 14 horas y los trabajadores no podían salir a sus casas, sólo los casados se les permitía salir una vez por semana. El salario era de dos o tres reales por día. Estas fuerzas productivas coexisten con el órden feudal, pero las contradicciones se agudizaban. La aparición del telar mecánico y la máquina de vapor, la expansión del tráfico, impulsan su desarrollo. La revolución de Ayutla, la guerra de reforma, la desamortización de los bienes del clero, las libertades conquistadas abren a fines del siglo XIX, el camino a las nuevas fuerzas productivas. Durante el porfiriato se desarrollan la industria textil, la de la alimetnación y la minería, y empieza la industria petrolera, eléctrica, de los transportes, etc. Sin embargo, la dominación imperialista mantiene todavía aletargadas a las nuevas fuerzas productivas y a la nueva fuerza social. De todos modos una prueba del desarrollo capitalista, de la formación del proletariado y la burguesía, la dan los movimientos obreros de Pinos Altos, Cananea, Río Blanco, etc. y la creación del Departamento del Trabajo en 1911. CONTRADICCIONES Y CARACTERISTICAS DEL CAPITALISMO. Las fuerzas productivas del capitalismo, las máquinas, no pueden producir sin el trabajo de miles de obreros, es decir, la producción es social. Sin embargo, las máquinas no pertenecen a quienes las trabajan sino al capitalista. Esta es la contradicción primaria y fundamental del sistema en que vivimos. Y para quién son las mercancías, acaso para quienes las producen? No, para el dueño de la fábrica, para el capitalista. Aunque no trabaje, aunque no sepa ni como se llaman las máquinas, aunque radique fuera del país, él se embolsa las utilidades que SIEMPRE son altas. Del producto total que da la venta de las mercancías producidas por miles de obreros, el capitalista, sólo gasta una pequeña parte para pagarle a sus trabajadores, otra pequeña parte en el mantenimiento de las instalaciones, desgaste, etc. y unos cuantos pesos en impuestos, la mayor parte de lo obtenido se la reserva para sí en forma de utilidades. El no quisiera darle ni un sólo centavo a los trabajadores, pero sabe que si los trabajadores se mueren de hambre y no tienen hijos, a la larga él seria el perdedor. Por eso le paga un salario que le permita vivir y producir más obreros. Pongamos por ejemplo se trata de " el reparto " en una fábrica de zapatos, para ver más claro el caso. La fábrica tiene un INGRESO TOTAL por mes de.....$ 60 000.00 De esto hay que descontar: Impuestos.............................$ 700.00 Reparación de equipos................. 500.00 Materia prima, combustibles, etc. .... 1500.00 Propaganda de la marca................ 2000.00 Transportes........................... 1300.00 Sueldos y salarios para 10 empleados y 50 obreros que ganan 15 pesos diarios............................... 27000.00 TOTAL DE GASTOS 33000.00.........33 000.00 UTILIDADES PARA EL CAPITALISTA..............$ 27 000.00 libres de polvo y paja. Como se ve la distribución no es equitativa. Un sólo capitalista, sin hacer nada, gana más de mil, 5 mil o 10 mil obreros según la rentabilidad de la empresa. Se enriquece pagando al trabajador menos de lo que vale su trabajo, la parte que les roba se llama PLUS VALIA, y es la característica esencial del capitalismo, su pilar fundamental, la fuente de todo su poder., Pero la explotación del obrero no termina ahí, en cuanto sale de la fábrica guardandose la raya le asaltan el prestamista, el casero, los del sindicato y tiene que ir a la tienda a dejar otra parte de su salario. Cuando llega a su casa, apenas le alcanza para mal comer durante la semana, y si tiene que comprar zapatos o ropa para la familia vuelve a endeudarse con el fiado. Una de las leyes de la producción capitalista, es la del perfeccionamiento técnico ininterrumpido para reducir los costos de la producción y aumentar su volumen. Pero en tanto que organiza y perfecciona la producción en el interior de las fábricas, se olvida o no le importa qué falta en el mercado, qué necesita la población, inunda los mercados de chicle y coca cola cuando hacen falta maíz y frijol. Hay anarquía en la producción social puesto que el capitalista produce lo que considera más lucrativo, y no lo que hace falta al pueblo. En virtud de estas contradicciones congénitas e inevitables del capitalismo, que lo acompañan desde su nacimiento, y lo llevan a la tumba, surgen también inevitablemente, una serie de consecuencias funestas que no hay forma de evitar y casi ni de aliviar, sino que al contrario, cada vez se agudizan más y se manifiestan con más insistencia. Estas consecuencias inevitables de todo régimen capitalista son: a) la proletarización y empobrecimiento de las masas. b) el desempleo crónico y creciente. c) la miseria d) las crisis de sobre producción y sub consumo. e) la concentración de la producción y formación de los monopolios. f) la exportación de capitales y formación del imperialismo. LA PROLETARIZACION DE LAS MASAS.- Por el constante perfeccionamiento que exigen las fuerzas productivas y las fuertes inversiones que ello presupone, muchas empresas de pequeños industriales y de pequeños comerciantes, no pueden competir con los poderosos monopolios, quiebran, se arruinan a tal extremo que se incorporan al proletariado o a las capas más próximas a él. La moderna industria por los bajos costos de producción lanza al mercado artículos baratos y muchas veces de menjor (6) calidad que los que ofrecen los artesanos,los gremios y los obrajes, por lo que muchos artesanos y obrajeros se van arruinando, suspenden sus trabajos, venden sus herramientas y buscan trabajo, es decir, se incorporan al proletariado. Médicos y abogados se convierten en asalariados al servicio de empresas privadas o de instituciones del Estado y viven los mismos problemas y vejaciones que el común de los asalariados. Se ven obligados a organizarse, a formar sindicatos y tomar su puesto junto al peón, al plomero y al fogonero, en la guerra contra la oligarquía. Este proceso se está viendo claramente en México con paros y huelgas de médicos. Es indudable que seguirán combatiendo en una u otra forma. En la actualidad, muy pocos pasantes de leyes o de medicina pueden aspirar a poner su propio bufete o consultorio, esto sólo es posible para los juniores que no tienen necesidad de trabajar y que tienen un padrino que les ponga el consultorio o el bufete. El proletariado, la clase que representa lo nuevo en la historia, acrecienta sin cesar sus filas con la incorporación de nuevos elementos provenientes de diversas capas de la burguesía. La burguesía representa lo viejo, lo caduco y como clase se empequeñece de día en día pues sólo los más fuertes son admitidos en sus filas, los que carecen de moral, de religión y de escrúpulos para utilizar todas las armas y vencer en esta sociedad que el capitalismo ha convertido en selva donde impera la acechanza, la envidia, la avaricia y donde no se reconoce otra ley que la del más fuerte, como en los tiempos de la barbarie. EL DESEMPLEO.- El perfeccionamiento técnico, la automatización, los nuevos descubrimientos, las mejores máquinas, significan más desempleo. Cada nueva máquina arroja de la fábrica a centenares de obreros. En el capitalismo, millones de obreros antes orgullosos de su capacidad y trabajo deambulan por las ciudades buscando trabajo sin perspectiva alguna, temiendo regresar a su hogar donde los espera una mujer angustiada y unos hijos hambrientos. Aumenta sin cesar el número de desocupados. En Estados Unidos hay un desempleo crónico de más de cinco millones . También en México el número de trabajadores desocupados permanentemente ha aumentado mucho en los últimos años. Y por más planes de obras públicas que formulen, el desempleo no disminuye, sino que sigue aumentando. En Estados Unidos de 1950 a 1960, la producción aumentó en 40 % y el empleo se redujo a un 10 %. Esta es una de las paradojas, de las contradicciones del capitalismo: mientras más se " progresa " más se atrasan las masas. Por lo tanto siempre que se hable de progreso se refiere a la burguesía mientras que para la masa debe interpretarse como miseria, pues son los dos aspectos inseparables de la realidad, las dos caras de la medalla, porque el enriquecimiento de la burguesía es directamente proporcionalal empobrecimiento del proletariado. MISERIA.- Una serie de calles y callejones conducen a las masas populares hacia la miseria. El desempleo y la carestía de la vida especialmente. Hay una carrera entre el alza de los precios y el aumento de los salarios, esta carrera la vienen ganando los precios, a veces con más y a veces con menos ventaja. Como el lucro es el móvil principal y valor supremo del capitalismo, todos los burgueses compiten para lucrar a expensas, claro está, del pueblo trabajador. Los traficantes o "coyotes ", como se les llama en México, cuentan con toda clase de fueron (7) y garantías para operar. El mecanismo de encarecimiento de las mercancías, puede seguir más o menos el siguiente proceso: Costo real aumento para pagar aumento por del producto.- ----> propaganda.- ------> almacenaje.- $ 1.00 $ 0.50 $ 0.20 | | V Costo para el Ganancia del Ganancia del consumidor.- <---- comerciante.- <----- intermediario. $ 2.75 $ 0.25 $ 0.80 (8) Y qué clase de propaganda se le puede hacer a las mercancías? Una propaganda innecesaria, dicen que hay que lavarse con Camay porque descubre la belleza escondida (9), y que el hombre debe peinarse con glostora (10) por que atrae a las mujeres como la miel a las moscas. También los servicios del intermediario o " coyote " son absolutamente innecesarios. Pero estas cosas innecesarias e inmorales son de las que se valen ciertos sectores para medrar como viles parásitos del trabajador agravando más su ya triste situación de pobreza y de miseria. Ya sabemos lo que significa la miseria. La miseria es el drama más terrible hombre. Miseria significa un cuartucho en el que se cocina, es sala y dormitorio para una docena de personas de diferentes edades, ocupaciones y sexos, significa buscar trabajo con hambre, acostarse con hambre y levantarse con hambre, significa pleitos familiares, desnutrición, raquitismo y lombrices, ignorancia y prejuicios, significa vivios (11) y desajustes en la personalidad, significa promiscuidad, madres de 14 años, violación, robo, violencia y cárcel. CRISIS Por un lado aumenta la miseria y por otro la producción; millones de seres humanos se mueren de hambre, duermen en las calles, andan descalzos y cubiertos con harapos, y por otro lado las mercancías llenan a reventar los almacenes y ya no encuentran mercado para su venta por que si bien es cierto que los embajadores del capital recorren el mundo en busca de mercados la expansión del mercado no puede dar alcance a la expansión de la producción y el mercado no es infinito en tanto que la producción si lo es, la miseria que el mismo régimen ha crado (12) hace que millones de compradores se alejen del mercado por falta de recursos y la crisis se presenta fatalmente. Cantidades fabulosas de mercancías son destruidas, quemadas o arrojadas al mar ante los ojos de las masas hambrientas que se mueres antes que los precios bajen. En 1961 los monopolios yanquis quemaron 720 mil toneladas de café por valor de 190 millones de dólares . inclusive parte de las fuerzas productivas es destruida. En la más grande crisis del siglo XX, la que duró desde 1929 hasta 1933 se destruyeron 92 altos hornos en E.U., 72 en Inglaterra y 28 en Alemania. Once millones de acres plantados de algodón se arrasaron en E. U. . . Se paraliza total o parcialmente la producción, las fábricas trabajan a la mitad o menos de su capacidad, millones de obreros son lanzados a la calle. E. U. durante sus crisis llega a tener más de diez millones de trabajadores desocupados incluyendo un alto porcentaje que tiene gran especialisación. Se devalúa la moneda, se suspenden los créditos. Poco a poco van pasando los efectos de las crisis, las fábricas vuelven a ocupar a los obreros o al menos a parte de ellos, vuelven los créditos, la producción empieza a recuperar sus ritmos, primero lentamente, luego al galope hasta desembocar en una carrera desenfrenada y loca, vuelve a saturar los mercados nacionales y mundiales de mercancías que no hay quien le compre por la miseria que prevalece y que no se amengua (sic) y la historia se repite, se presenta inevitablemente otra crisis de mayor duración y consecuencias mayores. La primera crisis del capitalismo se presentó en 1825 y al principio eran cada once años, después cada diez años, en el primer cuarto de este siglo fueron cada seis años y desde la gran crisis de 1929-33 se presentan aproximadamente cada cuatro años, es decir, son cíclicas, cada vez más frecuentes, más próximas una a la otra, con la tendencia a prolongarse más cada vez y a profundizarse. En la pots-guerra se han presentado cinco crisis que se han catalogado como depresiones. Y están madurando las condiciones, ahora mismo, para otra gran crisis en los E. U. que afectará sin duda a todo el mundo capitalista, las crisis no se deben a errores de los gobernantes de los imperios ni a maniobras de los comunistas, son el fruto de las contradicciones (13) congénitas del sitema y por lo tanto son inevitables. Ciertamente se han valido de una serie de artificios, especialmente la carrera armamentista y las guerras "limitadas " , para atenuarlas pero son cataplasmas y remedios que calman los dolores pero no curan la enfermedad y solo sirven para preparar nuevas crisis.
MONOPOLIOS
La burguesía se abrió paso a sangre y fuego, derribó reyes y pisoteó noblezas,prohibió a la iglesia toda INTROMISION EN LOS ASUNTOS DEL ESTADO, suprimió aduanas, conquistó la libertad de comercio y todas las libertades que necesitaba para subir al poder. El camino quedó abierto ahora todo dependía de perfeccionar las fuerzas productivas, acaparar las mejores patentes, reducir los costos, aumentar el volumen de mercancías y acudir al mercado en plan de conquista. Se inició así la etapa de competencia, de lucha encarnizada y sin cuartel en la que todo se valía, el objetivo nada tenía de religioso o místico, no podía ser más prosaico: se trataba de monopolizar la producción y arruinar a toda la empresa que no fuera la propia. Se disputaban las materias primas, el control de los transportes, el control de la mano de obra; abarataban los precios y ni se acordaban de los mandamientos para incendiar los almacenes del rival, para sabotear sus fábricas o para hundirle un cuchillo en el vientre. esa LIBRE competencia finalizó el siglo pasado. Donde había diez empresas --------------------------- (14) quedaron tres o sólo una, el resto quebró por insuficiencia de capitales o de audacia. Las empresas en movimiento se convirtieron en monopolios. En lo sucesivo centenares de fábricas y de bancos quedarían bajo el control de una sola sociedad que, ya sin rivales al frente, paga muy mal las materias primas, exige tarifas especiales en los transportes, congela o disminuye los salarios y aumenta los precios. Es tal su poder que el Estado parece ser simplemente uno de sus instrumentos y lo es. Los principales monopolios forman la oligarquía que manejan la Nación a su conveniencia. La concentración de la producción y la formación de losmonopolios que se apoderan de la nación es una ley. En Estados Unidos el trust norteamericano del acero maneja: 140 acerías, 180 altos hornos y es dueño del 70 % de las reservas minerales del país. La Standar Oil (sic) maneja 20 compañías que dominan la industria petrolera en gran parte del mundo, incluyendo las naciones de donde extraen el líquido. Tres supermonopolios (General Motors, Ford y Chrysler) majenan (15) toda la industria automovilística en Estados Unidos. 300 supermonopolios son los amos del mundo occidental. Donde quiera que ha conquistado el poder, la burguesía ha alterado todos los aspectos de la existencia, donde quiera ha contaminado, ha contagiado, ha adulterado, ha prostituído; nada escapa a su acción corrosiva y degenerada ha ridiculizado y pisoteado todas las virtudes, ha invertido todos los valores espirituales erigiendo en un pedestal y rindiendo culto al vicio y la depravación, despreciando y escarneciendo la honradez y la dignidad, Ha destituído toda religión y toda creencia, ha negado todos los dioses y todos los santos y ha creado una nueva religión y un nuevo dios todopoderoso: la religión del dinero y el dios dólar, en nombre de es (16) dios todopoderoso se han eregido nuevas inquisiciones para mandar a la cárcel o a la tumba a todos los herejes, en nombre de ese dios se hacen cruzadas por Asia, Africa y América Látina esgrimiéndose en lugar de la cruz la bomba atómica contra los infieles de su culto. Ha creado una nueva doctrina que hace todos los milagros, una nueva fuerza que derriba todas las murallas, que abre todas las puertas, que vence todas resistencia, que justifica y bendice todo crimen, que silencia todo clamor popular, que lava la sangre derramada, que embellece el capitalismo hace atractivo lo repulsivo y perfuma lo hediondo: la doctrina de la " mordida ", del soborno y la corrupción. La burguesía carece de moral. Lo mismo le place guiar un carro a altas velocidades cometiendo atropellos que agrdir (sic) en pandillas a los transeúntes para pasar el rato, que explotar a los indígenas, robar a los obreros. Ni por la familia tiene respeto alguno, ha substituido las relaciones fraternales y filiales por el frío interés económico. El matrimonio entre burgueses es un simple convenio interesado, hipócrita e inmoral, en el que cada cual es libre de cometer adulterio siempre que guarde las apariencias. . Nunca la prostitución había alcanzado las proporciones que ha adquirido en la sociedad burguesa. En nombre de la libertad y la democracia, la burguesía ha matado las libertades y la democracia, no reconociendo otras que su libertad para explotar, sofocar, juzgar, encarcelar y asesinar, no reconociendo otra democracia que la suya para repartirse riquezas y puestos de " elección popular". Ha despojado de su aureola a todas las profesiones antes tenidas por venerables; al Médico, (sic) al abogado y al sabio los ha convertido en asalariados. Ha hecho del trabajo, la actividad más sagrada del hombre, una maldición, una jornada monótona y de tensión en que está estrechamente vigilado por jefes y capataces insidiosos que blanden el látigo del despido. Al deporte mismo lo ha prostituído, despojándolo de su espíritu de caballerosidad y desinterés, para convertirlo en sucio negocio del hampa, que extorsiosa sutil pero inmisericordemente a los deportistas. Ha substituido la música y la literatura por ruidajos discordantes y movimientos afeminados y por " monitos" insulsos con los cuales inunda el mercado. Engrenda y hace proliferar la delincuencia en todas sus manifestaciones. Ha desembocado en otra etapa de salvajismo y barbarie en que discrimina, hostiliza, asesina con saña a quienes tienen la piel obscura o pertenecen a "razas inferiores". Ha substituido la explotación directa y descarada por la explotación sutil, hipócrita, revestida de ilusiones políticas, ha cambiado el sable por el dólar y los grulletes (sic) y cadenas de hierro por el pagaré y el contrato para encadenar a sus esclavos. Siendo la portadora de colosales fuerzas productivas, capaces de crear la abundancia, ha hundido a la humanidad en la más espantosa y terrible de las miserias que se hayan conocido. Ha convertido a millones de seres humanos en simples mercancías, las más baratas del mercado, les ha matado toda perspectiva, les ha hecho perder la fe en su capacidad y en su destino, les ha quitado todo motivo serio que justifique su existencia, como no sea el de hacer la revolución.
EL IMPERIALISMO
Agotadas todas las posibilidades de mayor enriquecimiento en el propio país porque ya han succionado hasta la última gota del sudor y la sangre de su pueblo, los monopolios insaciables ciñen con sus tentáculos otros pueblos, los invaden con sus capitales y sus ejércitos. Sus garras arañan por todo el orbe y penetran hasta las más apartadas regiones saqueando los recursos naturales de los pueblos débiles, convirtiéndolos en simples abastecedores de materias primas y en mercados forzados para sus baratijas, chicles y refrescos. El capitalismo llegado a cierto grado de su desarrollo una vez que arruina a los pequeños capitalistas y concentra la producción y el capital en manos de los mopolios (sic), cuando une el capital industrial y el bancario para formar el capital financiero y la oligarquía nacional, exporta capitales y forma asociaciones de monopolios que se reparten el mundo, es decir, se transforma en imperialismo, que es su face superior y última. Antes de la primera Guerra Mundial había alrededor de 100 trusts, entre los cuales estaba repartido el mundo. Cada potencia al llegar a este grado necesita hacerse de un sistema de colonias, necesita dominar a otros pueblos para poder vivir. Los imperios de la antiguedad hacían sus conquistas mediante la guerra, los imperialistas de hoy llevan una doble política: en una mano el sable y en la otra el dólar y según sean las circunstancias es la mano que extiende. Prefiere controlar con dólares o mediante el soborno y la corrupción; pero cuando le fallan o resultan insuficientes, lanzan sus ejércitos a masacrar sin piedad. El lema de cada imperio capitalista es el mismo de los monopolios: " cada quien para su Santo y friega bien sin ver a quién". Y no puede ser otro, pues los sentimientos de solidaridad, de cooperación y fraternidad son desconocidos para quien se mueve sólo por interés personal, por afán de lucro, por avaricia y egoísmo y son esos los móviles que accionan todo el sistema capitalista. Por lo tanto entre los trust hay rivalidad a muerte, se arrebatan mutuamente los pueblos sojuzgados como los perros hambrientos se pelean por los huesos y así llegan a las guerras. Los actuales imperios tienen sus raíces en el siglo pasado y en cierta forma datan desde el siglo XVIII los principales son: el imperialismo británico, el imperialismo francés, el alemán, el imperialismo yanqui y otros menores. En Inglaterra la revolución industrial, el cambio del modo de producción, se produjo antes que en otras naciones. Los monopolios británicos una vez sometida su nación se lanzaron a la conquista del mundo. Antes de la primera guerra mundial había colonizado: Canadá, Jamaica, una Guayana y otras islas en América; colonia del cabo, Ceilán, Malta, Birmania, Sudán, Natal, Orange, Transval, Nueva Zelandia, Australia, Singapur, Malaca, Adén, Egipto, que disputó a Francia y se lo quitó a cambio de Marruecos. Casi todos los pueblos fueron sometidos por la fuerza, sofocando a sangre y fuego la resistencia. En suma, tenía bajo su férula una superficie colonial de 30 millones de kilómetros cuadrados y explotaba una población de más de 300 millones de seres. "Te doy Marruecos y me das Egipto" es el lenguaje de los imperialistas, para ellos la voluntad de los egiptos y los marroquíes no cuenta en absoluto, no tienen ningún derecho y si creen tenerlo allí están los ejércitos para sacarlos de su error. También mediante la invasión armada, las guerras y maniobras divisionistas entre los aborígenes y la conquista económica, Francia arruinó los siguientes pueblos: Una Guayana, Senegal, Argelia, tras 27 años de guerra, Túnez, Dahomey, el Congo, Chad, Guinea, Costa de Marfil, Níger, Cochinchina, Cambodge, Tonquín, Annan, Tahití, Nueva Caledonia, Marruecos y Madagascar, que le disputó a Alemania y sólo se lo dejó a cambio de una parte del Congo. Francia era el segundo imperio antes de la primera guerra. El desarrollo del capitalismo en Alemania se verificó con cierto retraso, pero en la última década del siglo pasado y primera del presente fue impetuoso y a ritmo más veloz que en las demás naciones imperialistas. Sus rivales empezaron a preocuparse pues pronto Alemania se convirtió en gran potencia que demandaba una parte del ya repartido mundo, que exigía un nuevo reparto pues Alemania apenas había alcanzado unos pedazos de Africa. Se alió a Austria y a Italia y se lanzó a la guerra en julio de 1914 que terminó con su derrota en noviembre de 1918. El imperialismo independientemente de la gama de sus métodos, independientemente del ropaje que vista, de las finalidades hipócritas que se atribuya, de los baños de pureza que le dan las campanas de prensa, es de naturaleza agresiva y voraz. Ante los pueblos americanos, los españoles se presentaron como místicos evangelizadores que traían la palabra de Dios a los paganos que adoraban piedras. Pero era sólo la pantalla, realmente vinieron a explotar las minas tan ricas en oro y plata, vinieron a despojar a los nativos de sus tesoros y de sus joyas y de su libertad. Ante los pueblos africanos los colonialistas europeos se presentaron como nobles y desinteresados benefactores que "iban a civilizar" y sacar de su atraso a los pueblos para luego darles independencia, pero, aclaraban, " hasta que maduren", hasta que estén capacitados para gobernarse a sí mismos". De Africa sacaban centenares de nativos, no para llevarlos a las Universidades, sino para venderlos como esclavos. En Africa del sur se produce la mitad del oro del mundo, la mitad del uranio, el 70 % de los diamantes y del cobalto del mundo, ésto explica el interés real que los llevó y los mantiene allí, por esas riquezas se han hecho centenares de guerras entre ellos y han arrastrado a la humanidad dos veces a la guerra mundial. Esa rivalidad entre imperialistas en inherente a su naturaleza, existe y existirá mientras dure el imperialismo, sean tiempos de paz o de guerra, de bonanza o de crisis. Las guerras regionales, la formación de bloques y la celebración de tratados llevan el sello de esa rivalidad, solamente la fuerza del campo socialista ha impedido que arrastren a la humanidad a una tercera guerra mundial. La primera Guerra Mundial costó 15 millones de vidas y otros tantos quedaron lisiados, en general perdió todo el imperialismo y no sólo Alemania, porque surgió el primer Estado Socialista de la historia. Terminada la primera guerra todas las potencias se avalanzaron como fieras, contra el nuebo Estado gobernado por obreros y campesinos. 18 potencias invadieron la URSS pero una y otra vez fuerin rechazados y aniquiladas las bandas de traidores. Y en tanto que el nuevo Estado se fortalecía a velocidad desconocida por la historia sin crisis ni contradicciones internas, el mundo capitalista seguía levantandose en una crisis para caer en otra. En Alemania las fuerzas militaristas se habían recuperado y estaban sedientas de venganza, que ocultaban con un disfraz de anticomunismo, volvió a demandar el sometimiento aparentemente sólo de algunos pueblos y de la URSS , Estados Unidos, Francia e Inglaterra estimularon sus impulsos agresivos, le afilaron los dientes, Inglaterra le ayudó a crear su marina y le daba consejos estratégicos como los de que empezara destruyendo Checoslovaquia, Austria y Polonia, Estados Unidos le dio armamento, víveres, patentes y derechos para la industria militar, les ayudó a construir su aviación, a producir caucho y gasolina sintética, explosivos, aluminio, magnesio, berilio y otros materiales estratégicos. Lo que nunca se imaginaron es que Alemania lo que quería era mercados y le importaba poco si quitarselos a los aliados o satisfacerse a expensas de la URSS, por lo visto creyó más fácil dominar a sus aliados y contra ellos abrió fuego, esta segunda guerra mundial empezó en 1939 y terminó en el 45. Hubo 30 millones de muertos, las pérdidas materiales fueron incalculables, las consecuencias sociales, políticas, psicológicas y hasta biológicas perduran todavía. Desde el punto de vista histórico, esta guerra también la perdieron todos los imperialistas porque en 11 países los obreros y campesinos tomaron el poder. Al final de la misma, Estados Unidos lanzó dos bombas atómicas sobre un pueblo vencido, no para someterlo con ellas sino para atemorizar al resto de los pueblos e iniciar así su política de amenaza y de chantaje nuclear. Antes, el objetivo común de los imperialistas era aniquilar al único Estado socialista, aunque ya se estaba convenciendo de que no era posible, después de la Segunda Guerra Mundial acabaron por comprender que no podían detener la marcha del socialismo y precisaron los objetivos de su estrategia; no se trata ahora sólo de restituir el capitalismo en donde ha sido derrocado, sin dejar de ser este uno de sus objetivos, sino principalmente de someter al mundo colonial y semicolonial, aplastar la guerra de liberación nacional. Este es hoy el punto fundamental de su estrategia, su taréa fundamental es hoy impedir las revoluciones o aplastarlas si surgen. Lo demás, su alharaca atómica, la sicosisi de guerra mundial es sólo la cortina de humó para ocultar sus verdaderas intenciones. La última palabra en imperialismo es el yanqui. Hijo predilecto de Inglaterra, creció, siguió un camino independiente y ahora devora a su madre. Es el imperio más poderoso que ha existido y, a la vez, el último de la historia. Inglaterra tenía trece colonias en América del norte, y en esta misma parte Francia era propietaria de Luisiana y Canadá. Entre estas potencias se entabló la lucha por el control absoluto de Norteamérica y venció Inglaterra, pero los ciudadanos norteamericanos dijeron: "ni Francia ni Inglaterra", y se declararon independientes en 1776, tras una lucha violenta de 8 años lograron vencer encabezados por Jorge Washington. A la Confederación de 13 Estados se suman otros voluntariamente y algunos son sumados a la fuerza, así nace la Unión Americana o Estados Unidos. En el sur predomina el feudalismo y el esclavismo y en el norte las relaciones capitalistas. En 1861 estalla la guerra entre norte y sur y gana el capitalismo. Inmediatamente empieza la expansión y México es de sus primeras víctimas, pues fue quitado a nuestra Patria más de la mitad del territorio nacional. Desde la primera mitad del siglo XIX CASI TODOS LOS PUEBLOS DE AMERICA habían logrado sun independencia política respecto de España, pero el capital inglés había penetrado profundamente. Estados Unidosme (sic) entabló una sorda lucha contra España para arrebatarle las colonias que le quedaban en América y contra Inglaterra para desplazar sus capitales. En 1898 hizo la guerra a España y la despojó de las Filipinas, y Puerto Rico; por esa época Cuba casi había logrado su independencia pero Estados Unidos intervino para que las tres Repúblicas pasaran a ser de su propiedad. La lucha contra su madre Inglaterra fue más prolongada pero la ganó, los capitales yanquis reemplazaron a los británicos, las garras yanquis estaban ya clavadas sobre las carnes de todos los americanos. El capitalismo ha alcanzado su máximo desarrollo en los Estados Unidos, ahí se han formado los trusts más poderosos del mundo, verdaderos abortos infernales. Por ejemplo a fines del siglo pasado se formó el trust que manejaba los ferrocarriles, a la sazón, los transportes se efectuaban por las vías fluviales por lo cual el trust que no quería competencia compró los canales y los inutilizó para la navegación. Los trust yanquis han llegado a concentrar en su poder el 80 % de la producción y comercio del acero, petróleo, cobre, maquinaria agrícola, pieles, azúcar, tabaco y frutas. La superficie del Estados Unidos, incluida la parte mexicana, es de poco menos de 8 millones de kilómetros cuadrados y su población es casi de 200 millones, pero dominan más pueblos que cualquier otro imperio aunque como colonias sólo tenga unos tres millones de kilómetros cuadrados. Ha utilizado las guerras para hacer prestamos a los beligerantes por lo que es el mayor usurero de la historia. Su conducta taimada y convenenciera ante las guerras, su intervención hasta el final de las mismas cuando los contendientes están extenuados, el saqueo sistemático y cada vez más intenso de extensas zonas del globo lo han hecho el imperio más poderoso de la historia. Es el más agresivo y guerrerista de la historia y, a la vez, el maestro del neocolonialismo. Se presentan ante la humanidad como afanosos humanistas que quieren ayudar a los pueblos subdesarrollados a superar su estado, para lo cual sólo tienen que dejarse asesorar y dejar la economía nacional en sus santas manos. Se presentan como loa abanderados de la democracia. Para poder engatuzar a los pueblos disfrazan su penetración con el velo del anticomunismo. (17)
EL OCASO DEL MUNDO CAPITALISTA
Ha habido miles de imperios en el curso de la historia. El persa, el de Gengis Kan, el romano, etc. Los mexicanos fuimos durante tres siglos vasallos del imperio español y posteriormente el imperio francés trató de sojuzgarnos. Pero todos los imperios se han derrumbao (sic) estrepitosamente. Los griegos derrotaron al imperio persa, los cristianos derrotaron al imperio romano, los pueblos americanos derrotaron al imperio español, los mexicanos derrotaron al imperio francés, el mas poderoso de la época y fusilaron al emperador Maximiliano. "indios mugrosos guiados por Benito Juárez" como decía con desprecio la aristocracia, sin embargo derrotaron al imperio de sangre azul. Todos los imperios se derrumban tras su época de esplendor en que nadie concibe que algún día pueda desmoronarse, los imperios capitalistas están en franca y definitiva decadencia por las siguientes causas: 1.-La agudización de las contradicciones interimperialistas, 2,-la rebelión del mundo colonial y semicolonial y la consiguienteb reducción de los mercados, 3.- la agudización de sus contradicciones internas y 4.-la superioridad del sistema socialista. Hemos visto que por naturaleza el capitalismo es agresivo, ambicioso y egoista. Es peor que las aves de rapiña y que las hienas y su naturaleza NUNCA va a cambiar. Si tiene 10 colonias, ambiciona 20; si gana un billón de dólares, ambiciona 10; si otro tiene más la envidia lo corroe y no descansa hasta despojarlo. Hemos visto que los imperialistas viven en constante batalla campal. Todos contra todos, cada quien para su santo en un verdadero pleito de perros y gatos. El motivom ha sido siempre despojarse mutuamente de las colonias, acaparar los mercados, arruinar al competidor, aumentar la zona de influencia. La lucha entre ellosmexistirá mientras exista el imperialismo, tiene momentos de agravación y momentos de amortiguación, actualmente se están agudizando. En la crisis del canal de Suez en 1956 Estados Unidos no apoyó a Inglaterra y Francia en suna (sic) agresión a Egipto, por supuesto no por defender a los egipcios sino por ver en apuros a sus rivales. Inglaterra y Francia no apoyaron el bloqueo contra Cuba ordenado por los Estados Unidos, por supuesto no por simpatías hacia el régimen cubano, sino por ver en apuros a su odiado rival. Inglaterra y Francia de hecho no apoyan a Estados Unidos en su guerra contra Viet Nam, no porque admiren al heroico pueblo vietnamita sino por que les conviene que Estados Unidos se siga debilitando y quede sólo en su ridículo. Francia e Inglaterra no respaldaron las acciones criminales de Bélgica y Estados Unidos en el Congo. Estados Unidos no apoyó con decisión a Francia que duró más de 7 años y culminó con la victoria de Argelia. Francia, Bélgica, Luxemburgo, Holanda, y la República Federal Alemana e Italia formaron el Mercomún con finalidades hostiles a Estados Unidos e Inglaterra. Inglaterra, Suiza, Austria, Dinamarca, Noruega, Suecia y Portugal crearon otro bloque de libre cambio antagónico al anterior. La R.F.A. libra una lucha sorda contra Estados Unidos y los demás por introducir sus mercancías en las zonas de influencia de los demás imperios, ocupa ya el 2o. lugar como exportador. En el problema del Congo la invasión de tropas de la ONU benefició sólo a Estados Unidos y en cierta forma perjudicó a Inglaterra y Bélgica, los monopolios de Morgan y Rockefeller están poniendo en serios apuros a Bélgica. El capital yanqui se inmiscuye cada vez más en Canadá irritando a Inglaterra Estados Unidos se inmiscuye en todas las zonas de influencia de los imperios europeos y está reemplazando sus capitales en Africa, en correspondencia todos le disputan a Estados Unidos la América Latina, por ejemplo el 77 % de las inversiones del Japón están en América del sur. El General Charles De Gaulle representante de la burguesía ultrareaccionaria de Francia, tiene la audacia de retar a Estados Unidos y meterse en América Latina y tratar descaradamente de abrirle las puertas al capital francés, en detrimento del norteamericano. Desconoce la doctrina yanqui de que América es exclusivamente para ellos. De Gaulle culpa a los Estados Unidos de la crisis de la ONU, y propone que se liquide su hegemonía sobre la misma, Francia pone en duda la solvencia económica de Estados Unidos, su estabilidad económica para responder a sus compromisos internacionales, y propone que se desconozcan el dólar y la libra esterlina en las operaciones internacionales. Francia pide el ingreso de China en la ONU que tanto horroriza a Estados Unidos. Y podríamos seguir dando ejemplos de que el mundo capitalista es un mundo lleno de pleitos. Esto es conveniente para los pueblos oprimidos. Hay otra causa en la decadencia y descomposición del capitalismo, más importante sin duda: LA REVOLUCION DE LAS COLONIAS, que para los imperialistas significa reducción y pérdida de los mercados. Los gólpes más mortales para el imperialismo son los que le han asestado los pueblos largo tiempo oprimidos que ahora están tomando las armas para derribar a sus gobiernos peleles y echar al imperialismo fuera de su Patria. En la postguerra, algunas decenas de naciones han logrado su independencia política en Asia, Africa y América Latina, no obstante en gran parte de ellos sólo es una independencia formal pero de hecho siguen dependiendo del imperialismo. Muchos de estos países han arrojado definitivamente al imperialismo, le han dado con la puerta en las narices y esa puerta no se les volverá a abrir algunos pueblos sinembargo no han podido impedir que meta sus garras sucias y ensangrentadas por la ventana del neocolonialismo. Cada país que se independiza es un mercado menos para el imperialismo cuya existencia entera depende de los mercados, esto es lo que explica sus actos desesperados sus bravatas y lloriqueos, su capacidad de producción ha aumentado mucho pero sus mercados en vez de extenderse como les urge se reducen. Esto es lo que mas les duele,es ahí donde se deben descargar los golpes, hay que acelerar las revoluciones de liberación nacional, este es el principal deber nacional e internacional de los revolucionarios de los países dependientes. La actitud frente a esta situación puede servir para trazar una línea divisoria entre quienes son revolucionarios y los que no lo son o lo son sólo de palabra, entre quienes estipulan, impulsan y luchan por hacer la revolución y los que se muestran renuentes ha hacerla.
AGUDIZACION DE LAS CONTRADICCIONES INTERNAS.
Existe la creencia muy generalizada de que en Estados Unidos no tienen problemas que al estilo americano de vida es envidiable y que la lucha de clases ha desaparecido por que todos se han convertido en propietarios, y que si uno no quiere esperar la muerte para irse al paraíso se puede ir a los Estados Unidos país de la superabundancia, de la absoluta libertad y del lujo, todos con rubia y automóvil, tal es la idea que muchos tienen. Pero quieres no olvidan las contradicciones y características del capitalismo, las leyes que lo rigen, saben que esto es un mito, una mentira. La superabundancia, los lujos, los fueros y privilegios son para una reducida parte de la sociedad en tanto que para la mayoría sólo hay pobreza y miseria, desempleo e inseguridad en el porvenir. Sus contradicciones internas se agudizan constante e implacablemente desoyendo los exorcismos de los genios de Wall Street y poniendo en evidencia el valor terapéutico del armamentismo y otros cataplasmas a los que han recurrido tratando de escapar a la acción de las leyes objetivas que rigen su desarrollo, tratando de escapar a las crisis, al desempleo y a la miseria. Estados Unidos es donde el capitalismo ha alcanzado su máximo desarrollo y por lo mismo donde las contradicciones se manifiestan con más claridad. La concentración monopolista ha alcanzado un alto grado, en las potencias capitalistas de Europa son 8 o 10 supermonopolios los que controlan todas las ramas de la economía y manejan al gobierno como apéndise que es de los trust. En Estados Unidos son cuatro los gigantescos supermonopolios los amos absolutos, el Morgan, el Rockefeller, el Mellon, el Du Pont y podemos señalar un quinto super grupos el del First National City Bank, N.Y., cada uno de ellos manejan cientos de importantísimas y poderosísimas empresas son dueños de naciones y gobiernos, de cosas y personas, cada uno de ellos obtiene ingresos superiores a los de muchas naciones, su poder puede determinar la paz o la guerra. Han arruinado o sometido miles de empresas menores y han arrojado miles de industriales y comerciantes a las filas del proletariado, han polarizado las fuerzas sociales. Iremos viendo que la imagen ficticia, fabricada por las películas, de un E. U. donde todos los propietarios y viven en la abundancia se borra ante los hechos. Hay una burguesía monopolista muy reducida y un numerosísimo proletariado y hay lucha de clases ininterrumpida y sumamente intensa en épocas de crisis, a tal grado violenta que la oligarquía yanqui ha tenido que crear un basta (sic) legislación antiobrera. Hay descontento, alarma y temor por el futuro, el pueblo estadounidense es el que paga los impuestos más elevados del mundo y es el pueblo más endrogado del mundo porque todo lo consigue a crédito . Ciertos momentos de prosperidad son engañosos y ficticios, son simplemente en preludio de nueva crisis, no se basan en el crecimiento del mercado interno ni externo ni el aumento del poder adquisitivo de la población sino en la ampliación y abuso del crédito. El 80 % de las casas y el 70 % de los automóviles se compran en abonos, así adquiere la familia norteamericana tosos (sic) sus bienes prueba de ello es que el 70 % de ellas está endeudada permanentemente, las deudas ascienden a 378,000 millones de dólares, el 21 % de los ingresos de la familia norteamericana lo emplea para pagar deudas. Este abuso del crédito afectará pronto a los supermonopolios. El ingreso de los trabajadores de las potencias imperialistas va en descenso . En 1890 a los trabajadores norteamericanos les correspondió el 56 % de la renta nacional, en 1923 el 54 %, actualmente el 40 % . En Inglaterra a los trabajadores les correspondió en 1924 el 45 % de la renta nacional y en 1954 el 40% . En Francia antes de la guerra el 40 % en 1951 el 29 % por ello las huelgas son tan numerosas en estos países, por ello se intensifica la lucha de clases. De 1949 a 1960 en Estados Unidos el costo de la vida subió un 26 %, en Inglaterra de 1938 a 1955 un 146 %, es decir, en estas naciones las masas proletarias se empobrecen coninuamente (sic). Con los constantes y sorprendentes progresos se la tecnología y la automatización la capacidad de producción a aumentado extraordinariamente en tanto que las posibilidades de vender se reducen por el encogimiento de los mercados internos e internacionales. Gran parte de las industrias trabaja a la mitad de su capacidad, muchas definitivamente tienen que cerrar o cuando menos poe (sic) temporadas, esto se ha manifestado sobre todo en la industria automotriz. Cada industria que trabaja a menos de su capacidad y que cierra temporal o definitivamente significa desempleo, desmpleo y más desempleo. Estas empresas no arrojan a la calle 10 o 20 obreros, los arrojan por cientos y miles, por ejm. cuando cerró la Packard despidió 4 mil trabajadores. El desempleo es uno de los más graves problemas en los imperios, para E.U. es ya una terrible pesadilla. Hay un desempleo crónico, es decir, permanente de aproximadamente 5 millones de trabajadores, otros 4 millones los catalogan como subdesocupados, otra oleada de desempleo se presenta por temporadas cada año, cuando no hay trabajo en las granjas. Durante las crisis el número de obreros lanzados a la calle pasa de 10 millones incluyendo obreros especializados. o semiespecializados. Los consejeros económicos del gobierno de Johnson estiman que cada año la maquinaria desplaza dos millones de obreros, o sea, que en lugar de aumentar las posibilidades de empleo como es urgentísimo disminuyen y tómese en cuenta que estas son afirmaciones de funcionarios y no de enemigos del régimen capitalista, en marzo de 1960 una comisión del Senado de los Estados Unidos, encargada de estudiar el problema del desempleo, rindió el siguiente dictamen: " las proporciones del desempleo en los próximos diez años, si no se toman medidas enérgicas serán aún mayores, Después de cada una de las tres recesiones anteriores, el nivel de desempleo fue mayor que antes de la correspondiente recesión. En el próximo decenio, el número de jóvenes en el mercado de mano de obra, aumentará en un 46 %. Crecerá el número de despidos, a causa de la automatización y el perfeccionamiento técnico." En los 30s, de acuerdo con la política del " nuevo trato " de Roosvelet, (sic) una parte regular de los desocupados recibían compenzación. También ahora hay leyes de compenzación por desempleo y del salario mínimo y hay una serie de instituciones de beneficencia, cierto, pero no protegen ni ayudan a quienes más lo necesitan. La compenzación por desempleo es sólo para la aristocracia obrera, la ley del salario mínimo desampara a todo el submundo económico y sólo rige para los trabajadores de cierta categoría, los tabuladores de la seguridad social excluyen del servicio a los trabajadores de más bajos ingresos. No hay ninguna garantía y ninguna ley se ocupa del submundo económico que integran alrededor de 16 millones de trabajadores generalmente desorganizados: los domésticos, galopinas y lavaplatos, trabajafores de pequeños talleres o talleres del " sudor", de las fábricas de ropa para el trabajo, camareras, cocineras, empleados de tiendas comerciales y otros con un sueldo medio de 35 dólares por semana, insuficiente en aquel país. Los trabajadores norteamericanos sufren otra plaga que es la de los "sindicatos" del hampa, que actúan mediante la intimidación con el chantaje y otros medios fraudulentos para controlar a los patrones y a los trabajadores. A los patro nes les ordenan que bajen el monto del salario y paguen una cuota al sindicato y a los trabajadores no se les ocupa en ninguna otra parte si no pagan cierta cantidad al sindicato o inclusive si no le pasan parte de su salario cada semana, hay muchas películas sobre este tema que no es cosa del pasado, esta práctica subsiste en ciertos medios. Para los trabajadores del campo la situación no es menos dramática, hay una permanente emigración a las ciudades, los campos van despoblandose y perdiendo su importancia. La agricultura tiene un alto grado de mecanización que contribuye a esta emigración, porque desocupa a millares de campesinos que ante la ausencia de oportunidades en su condado se lanza a las grandes urbes a buscar trabajo. En las regiones agrícolas deambulan cientos de miles de trabajadores agrícolas demacrados, sucios y hambrientos. Por ejemplo en Stockton California en la época de la recolección se reúnen hasta cien mil emigrantes, viven al aire libre, comen lo que pueden y cuando pueden, deben formarse desde las tres de la mañana para oír los salarios y lugares que le corresponden, trabajan 11 o 12 horas diarias bajo una temperatura de 100? F. ni para los niños ni para las mujeres hay ninguna medida de seguridad por lo que se registra un promedio anual de 500 mutilaciones. Para los obreros agrícolas norteamericanos es una competencia ruinosa la que les hacen los braceros mexicanos y sobre todo "espaldas mojadas " pues abaratan la mano de obra y los desplazan. El patrón yanqui prefiere mexicanos porque les paga menos y no tiene que concederles ninguna de las prestaciones que la ley concede a los ciudadanos norteamericanos. No hay la menor posibilidad de liquidar el desempleo como lo reconocen las mismas autoridades norteamericanas, casi no es posible que lo disminuyan, por el contrario el desempleo seguirá aumentando ininterrumpidamente y no sólo los brazos jóvenes que pretenden incorporarse a la producción no hayan un trabajo sino que los que ya tienen lo van perdiendo, por lo menos medio millón de empleos desaparecen cada año. Así son de brutales e insolubles las contradicciones del capitalismo. Esto garantiza nuevas y crecientes convulsiones en E. U. Hasta la fecha han estado capeando el temporal mediante la internsificación de la explotación de los países débiles, pues como ya sabemos siempre es el pueblo quien paga los platos rotos, mediante el armamentismo y las guerras "especiales ". Pero el armamentismo va perdiendo su eficacia y está resultando contraproducente como veremos más adelante. Otro artificio que ponen en práctica los monopolios es la expansión de créditos. En Estados Unidos como en todo estado capitalista hay dos mundos: el de la abundancia y el de la miseria, el primero es muy reducido, es para los escogidos de los dioses porsupuesto que no por los escogidos en atención a sus méritos, por su inteligencia, sus facultades para la creación artística, por su trabajo o virtudes, sino por su dinero. Para ingresar al paraíso capitalista el portero celestial no pregunta " Qué obras buenas has hecho, que méritos tienes, que has servido al prójimo " ? "Cuánto tienes ?" . Y el mundo de la miseria que es muy grande no pone tantos requisitos para ingresar a el, ahí cabe cualquiera no importa el color de su piel, su religión, su filosofía . L. Keyserling, ex-consejero económico del presidente de los E. U. , estima en 67 millones el número de norteamericanos que viven en la más completa pobreza . El sociólogo norteamericano, trabajador social para instituciones católicas, Michael Harrington estima la pobreza y la miseria en 50 millones de norteamericanos . Hay regiones rurales tan miserables que nada le envidian a Africa o latino América , (sic) como los Apalaches, oeste del Virginia, Missisipi, Pencilvania y Nuevo México, encondados enteros se alimentan de excedentes alimenticios, y los niños no conocen otra comida decente que los desayunos escolares. La tercera parte de las granjas son sumamente pobres, el 60 % de la población rural está sub-alimentada. Destacan como verdaderas antesalas del infierno los suburvios de las grandes ciudades como Nueva York, Chicago y otras . La miseria tiene sus corolarios. Baste enseñar un botón de muestra. En E. U. existe un porcentaje muy elevado de personas que sufren trastornos emotivos y mentales sobre todo sicosis de guerra y sicosis de desempleo. La situación es similar en el resto de los imperios. En todos, las contradicciones internas se han agudizado y la lucha de clases se intensifica, un buen índice lo es el número de huelguistas. En 1956 hubo en Europa Occidental 4 millones de obreros en huelga. En 1957 6 millones de huelguistas . En 1958 4 millones, en 1959 11 millones, en 1960 23 millones y 55 millones de huelguistas si incluímos los que hubo en E. U. y Japón y en 1961 37 millones. En la crisis general de 1957 -58 en Francia más de un millón de trabajadores fueron afectados con despido o con disminución de sus horarios. Los salarios bajaron en un 50 % lo que se reflejó directamente en las ventas. La venta de bicicletas por ejemplo disminuyó un 50 % , la de discos en un 30 %, las entradas al cine bajaron un 30 % . En la R.F.A. hubo medio millón de desocupados en esa crisis en Inglaterra otro medio millón fue lanzado a la calle , en Bélgica 150 mil y en Italia 2 millones de obreros. Las crisis cíclicas del capitalismo siguen su acción ciega, implacable y demoledora, aproximadamente cada 4 años, colocando a todo el sistema en el borde del abismo. Durante las crisis se exacerban todas las lacras contradicciones (18) de que está impregnado el capitalismo. Los Dillinger, los Al Capone son sus frutos entre otros muchos. Buscando la forma de escapar a los efectos de sus contradicciones congénitas, o al menos de amortiguarlos, los genios del capitalismo an recurrido a la militarización de la economía, el armamentismo y la creación de conflictos internacionales. cómo opera el armamentismo ?. Las crisis se deben al exceso de producción por un lado y a la falta de mercado por otro. Pues bien, los monopolios disminuyen la fabricación de coches y otros productos y se dedican ala fabricación de armamentos y como mercado forzado, está el pueblo altraves del estado. Para justificar el armamentismo, el estado necesita crear una política o doctrina y sobre todo crear problemas internacionales que mantengan en tensión al pueblo y acepte que el presupuesto x se gaste en fines belicos y acepte el aumento de los impuestos. El armamentismo se apoya fundamentalmente en el aumento de los impuestos a los contribuyentes norteamericanos y en las crisis internacionales de que los monopolios se valen para vender armas a los gobiernos peleles. Hasta hoy esa política les ha dado algunos resultados. Pero el artificioso paliativo está perdiendo sus cualidades medicinales y el organismo enfermo está dejando de responder a el , aunque solo sea por dos razones el remedio les está saliendo muy caro: porque ha unificado a todo el mundo en su contra en conflictos como los de Viet Nam , y sobre todo porque el pueblo norteamericano, en el que hay 60 millones de contribuyentes, está profundamente descontento y se empobrece en la misma medida que aumenta el armamentismo, su poder adquisitivo se reduce ostenciblemente y el mercado interno se encoge, es decir, que a fin de cuentas el armamentismo no hace sino ahondar la causa de las crisis porque extingue el mercado interno. En 1963 los impuestos ascendieron a más de 150 mil millones de dólares lo que significa que cada norteamericano paga por impuestos 834 dólares. Sumando a ésto los impuestos indirectos y otras cargas resulta que la tercera parte de los ingresos de un ciudadano norteamericano, se lo entrega al gobierno en impuestos. El pueblo norteamericano paga los impuestos más altos del mundo. Es indudable que no puede el estado seguir aumentandolos indefinidamente, porque corren el riesgo de empujar al pueblo a un levantamiento armado. A expensas de los países dependientes pueden sostenerse y resarcirse los monopolios todavía por varias décadas, pero el nudo se va cerrando a su garganta. La intensa lucha de clases en Estados Unidos, encabezada hoy por los negros se agudizará mucho más y nuevas capas sociales se les irán aglutinando y no es posible calcular que sorpresas aporte la lucha de clases en el imperio más poderoso de la historia. La lucha de los negros merece atención especial. Comúnmente se piensa que sólo es un problema social, que sólo quieren que no los vean feo y los dejen entrar al mismo comedor al mismo autobús, al mismo cine y cortejar a la mujer blanca . Esto efectivamente puede ser parte secundaria de sus aspiraciones reivindicadoras. Pero los negros no pretenden ser moneditas de oro "para caerles bien a todos " , no son motivos de orden afectivo los que los mueven, no son los principios de la sicología los que pueden explicar esta lucha. El problema de los negros es un problema de clases esencialmente su lucha es la lucha de clases. Lo que fundamentalmente preocupa a 20 millones de negros no es si el blanco les quiere o no, sino las condiciones materiales de su existencia, y más que entrar al mismo restaurante y al mismo cine, les interesa conseguir trabajo en las granjas, en las fábricas, en los talleres, en las tiendas. Lo que quieren es que les paguen el mismo salario que a los blancos cuando desempeñan igual trabajo, lo que quieren es que la miseria no se cebe en ellos, que el desempleo no se recargue en ellos, quieren ingresar a las escuelas, quieren participar en la vida cívica de su patria. Lo que el negro quiere es el simple derecho de vivir con tranquilidad sin el temor de que un coche frene repentinamente frente a su casa a la media noche y le arrojen una bomba, sin el temor de andar solo por la calle y toparse con una pandilla de blancos que lo descuarticen, sin el temor de ser linchado o balaseado a la vuelta de una esquina. Ellos triunfarán muy pronto porque su lucha es justa y tienen el apoyo y la simpatía de toda la humanidad, porque toda la humanidad repudia ese retorno a la barbarie que se ha operado en los Estados Unidos. La estructura económica decadente, putrefacta y en crisis del capitalismo determina la decadencia, la putrefacción y la crisis de toda la superestructura . El hombre no es por naturaleza ni egoísta ni agresivo ni criminal, el caracter humano no es eternamente el mismo. El carácter y la personalidad del hombre dependen fundamentalmente de las condiciones exteriores en que se forme . En otras palabras, es el régimen económico y social el que forja la personalidad del individuo. De acuerdo con esta ley no es que el pueblo norteamericano provenga de una raza maldita que solo tiene impulsos delictivos y antisociales. Si en E. U. se han batido todos los récords de delincuencia como de prostitución y en general de todas las actividades antisociales y antihumanas no es porque el norteamericano sea así por naturaleza sino que es el fruto de las condiciones capitalistas de su formación. Millones de niños crecen en un ambiente anormal, antisocial y desintegrados de la familia misma, nunca han sabido lo que es un hogar completo y armonioso donde reine el amor y no el dolor, nunca han conocido la estabilidad y el verdadero afecto. Un vistazo a las estadisticas de los divorcios y a sus causas nos demostraría que el capitalismo desintegra la familia. El norteamericano se desarrolla en un ambiente de temor a la guerra, al desempleo y a la miseria, en una inseguridad permanente que mata su moral, su fe y sus nervios, por ello en E.U. hay tantos enfermos mentales y tantos "inadaptados ". Casos como el Marylib Monroe son ilustrativos. La juventud norteamericana no encuentra su sitio en la sociedad, no le haya sentido a la vida, no sabe que hacer, se aburre, el tedio invade su existencia y se fuga de la realidad que nada atractivo le ofrece, para buscar las emociones fuertes, para aprovechar la vida vasia, sino objetivos superiores. Esta es la causa y no otra de la delincuencia y del "reveldismo". Los grandes suburbios de las ciudades como Nueva York por ejemplo, son verdaderas antesalas del infierno donde se practican todos los vicios y todas inmoralidades habidas y por haber . Proliferan los homisidas los ladrones y los delincuentes sexuales. Son imperios del bajo mundo donde la policía no se atreve a entrar. Se calcula que cienmil jóvenes neoyorquinos viven al margen de la ley , organizados en formidable pandillas capaces de derrivar al gobierno . Las mismas aulas de las Hingh Schools (sic) estan bajo el control o la influencia de las pandillas juveniles ( Véase la película Semilla de Maldad) . Una décima parte de ellos no sólo viven al margen de la ley sino en franca y constante guerra a muerte con las autoridades que se declaran impotentes. Una comisión especial del senado hizo una investigación sobre las actividades antisociales de los estudiantes de los colegios superiores en Chicago, encontrando que el 49 % son drogadictos; las estadísticas de criminalidad, robos, delitos sexuales, son muy elocuentes. En el primer semestre de 1964 la criminalidad había aumentado en un 15 %, los asesinatos un 13 % igual los robos, los asaltos un 17 % y las violaciónes un 20 %. Tampoco hay forma de controlar el alcoholismo, es mundialmente famoso el barrio de los alcohólicos en Nueva York ( El Bowery). Pero explicamos e insistimos en que todo esto no debe explicarse en función de la llamada "eterna naturaleza humana " sino en función del régimen económico y social que engendra. En esto nada tiene que ver ni la manzana de Adan, ni las fechorías de Caín. La crisis general del capitalismo repercute también en la música, la danza y la literatura, el cine, etc. Fruto de la crisis en la música han surgido el Rock and Roll y otros "ritmos " que han suplantado la música y la danza por ruidajos y contorciones afeminadas. En la literatura además de los monitos y los superds (super man, super ratón, etc. ) hay una novela decadente como el sistema mismo, en la que brilla por su ausencia el optimismo, la fe y el entusiasmo por la vida. Representantes de la novela capitalista son Francoise Sagan, francesa, autora de Buenos Días Tristeza, una Cierta Sonrisa, etc. Y la norteamericana autora de Payton Place " (sic) y otras del mismo tema. El cine es también un cine de crisis y decadencia , ni siquiera sobre los temas científicos, sobre la conquista espacial han logrado filmar algo serio, puros churros como: "La noche que explotó el universo ", "Roldán el supersónico ", "Incorporios ", "La bestia de 20 mil metros de profundidad " etc., todas anticientíficas sadicas y obsenas. Qué juventud surgirá de un medio así, donde todo lo que le rodea es anticientífico, sádico y morboso ? , Queé actitud ante la vida se espera que asuman ante la vida quien se forma en tales esferas ambientales ? Qué mentalidad pueden tener quienes se forman en esas circunstancias ? . En la pintura es el abstraccionismo el reflejo de la crisis capitalista, en este renglón también se ha llegado al ridícula , se le llama obra de arte a cualquier pintarrajeo que nadie entiende, que nada significa, que nada refleja, que nada dice . En filosofía predominan el existencialismo y el prigmatismo. (sic) El imperialismo está pues en agonía, pero su descomposición y decadencia inexorable no significa que se amanse, por el contrario, en la medida que se agudicen sus contradicciones y se acerque su muerte se volverá más agresivo y rapaz, con la desesperación del moribundo . Para todos los pueblos dependientes , la agonía del imperialismo, acontecimiento magnifico que mucho nos alegra, entra a graves peligros y es una etapa amarga y difícil, porque indudablemente tratara de salvarse a expensas de nuestros pueblos, en la medida que sehunda en el pantano de sus contradicciones jaloneará con más fuerza a los pueblos que sojusga intensificará su expoliación. Para México será particularmente difícil esta etapa por estar al pie del coloso imperialista es indudable que no escapará a algunos zarpazos que lance en sus estertores de agonía . Puede esperarse que modifique su naturaleza antes de morir ? No, genio y figura hasta la sepultura dice un dicho y es cierto en este caso. No tiene sentido suponer que va a aceptar el desarme, porque su poder reside en las armas. No tiene sentido suponer que va a desarmarse y que los recursos económicos liberados los va a dar a nuestros pueblos para que superen su atraso.